Thursday, September 20, 2007

El presidente de Polonia rinde homenaje a las víctimas del comunismo en Katín


El presidente de Polonia rinde homenaje a las víctimas del comunismo en Katín
18. Septiembre 2007, 20:29 UhrRedacción MinutoDigital
El presidente de Polonia, Lech Kaczynski, ha visitado por primera vez este lunes Rusia, con ocasión del 68 aniversario de la invasión de Polonia por la URSS.
En septiembre de 1939, al comienzo de la II Guerra Mundial, la Rusia comunista invadió de común acuerdo con la Alemania nazi Polonia, repartiéndose el territorio polaco, comenzando así un calvario para los polacos que no finalizaría hasta la caída del telón de acero y la disolución del bloque comunista.
Kaczynski junto a su ministro de Defensa, Aleksander Szczyglo, acudieron al cementerio del bosque de Katín, cerca de la localidad rusa de Smolensk, para rendir homenaje a los 22.000 militares polacos allí asesinados por orden de Stalin.
En 1940, el Ejército Rojo trasladó a miles de oficiales y civiles polacos a los campos de concentración de Kozielsko, Starobielsk y Ostaszkov, conocidos genéricamente como Katín, cerca de la ciudad rusa de Smolensk, donde fueron ejecutados de un tiro en la nuca. Posteriormente cuando aparecieron las fosas comunes en 1943, los comunistas intentaron imputar la matanza a las tropas nazis que habían invadido Rusia. Sólo en 1989 el líder soviético Mijaíl Gorbachov reconoció la responsabilidad de la URSS por aquella matanza, y en 1992 el primer presidente ruso, Borís Yeltsin, entregó al entonces jefe de Estado polaco, Lech Walesa, los documentos que probaban la autoría comunista de la matanza de decenas de miles de militares y civiles polacos en Katin.
El jefe de Estado polaco en el acto de recuerdo a las víctimas del comunismo afirmó que ‘lo que ocurrió en Katin en 1940 se enmarca en el período más sangriento, cruel e infrahumano de la historia de la civilización, que tuvo entre sus víctimas a miles de polacos’.
Las relaciones entre Polonia y Rusia se han enrarecido por el interés de las autoridades polacas por recordar el sufrimiento de su pueblo durante la invasión soviética y los años de dictadura comunista, por ello Kaczynski quiso resaltar que la actual sociedad rusa y sus dirigentes ‘no tienen responsabilidad por ese crimen: Sabemos que también cayeron víctimas del sistema comunista millones de rusos y representantes de otras nacionalidades que formaban parte de la Unión Soviética’.
’Hoy, Polonia es un país democrático, y Rusia ya no es un Estado soviético ni comunista, y somos conscientes de que juntos debemos crear un futuro próspero para nuestros hijos y nietos’, señaló el Presidente polaco, pero al mismo tiempo, recordó que “también debemos respetar la verdad histórica por trágica que sea”.
En este sentido el Instituto de Memoria Nacional de Polonia, intenta averiguar el paradero de140.000 polacos hechos prisioneros por el Ejército Rojo, tras la invasión de Polonia en septiembre de 1939, y cuyo destino se sospecha que fue el mismo que el de las víctimas de Katín. En marzo de 2005, la Fiscalía Militar de Rusia negó que la matanza de Katin, fuera un acto de ‘genocidio del pueblo polaco’ como sostiene el Instituto de Memoria Nacional de Polonia. Además, la Fiscalía rusa obstaculiza la investigación polaca sobre los desaparecidos, ya que no ha accedió a entregar a la parte polaca los materiales de la investigación. Tan sólo 67 del total de 183 tomos del caso, han sido abiertos para los investigadores polacos, con el argumento de que los 116 restantes contienen secretos de Estado.
Recomienda esta noticia

1 comment:

jrimac said...

Los gobiernos fascistas de los NAZIS Y LA URSS se unieron para dividirse aun pais y matar a su gente. Ambos sistemas han desaparecido... aprendamos los seres humanos de no estar cegados por seguir a un lider, por mas bueno que sea si este nos quita la libertad de pensar diferente y quiere exportar su forma de gobierno con tanto empeño.. seamos recelosos para no caer en gobiernos totalitarios.

Julio Rimac