Wednesday, August 26, 2009

Las Victimas de Silvio Rodriguez

Por Juan Cuellar


Todo acontecio a finales de 1969. Silvio Rodriguez, guitarra en mano, le ofrecia lo mejor a la juventud cubana: Toda una esperanza. El regimen lo sabia y ahi comenzo la "Operacion Hipies"

El "pichon libanes", Elias Fallas, a cargo de la Seguridad del Estado habanera, lanza, por orden del comandante, su aparato demoledor en contra de aquella juventud que gustaba del rock, la literatura, el buen cine y el teatro, pero por encima de todo la libertad y habia que erradicar aquellos jovenes a los que el regimen describia como una lacra social llamandoles, despectivamente, Hipies. Para dicha operacion tenia que utilizarse la Jefa de Prevencion Social, Mary Santamaria, hermana de Hayde Santamaria, y era fundamental contar con los servicios de Silvio Rodriguez, icono de aquel bello movimiento juvenil. Las cosas tenian que hacerse muy secretamente y con la precision de un cirujano, las secuelas de las UMAP aun perduraban y no podia, bajo ninguna circustancias, dejar las mismas huellas.

Silvio Rodriguez, utilizando su persuacion y su influencia en dicho movimiento espontaneo -hay que destacar que toda esa masa juvenil procedia de toda capa social en Cuba y su unico "mentor" era la cancion protesta norteamericana, el Concierto Woodstock, los Beatles, los Rollings Stone, etc, en el exterior y Silvio Rodriguez en Cuba.

Estos jovenes, que se reunian por grupos en el Copelia, El Carmelo de Linea, La CMQ, Prado y diversos lugares, inquietantes, buscaban su espacio libre frente al ferreo control robolucionario. Tambien se reunian en el cafe de Empedrado 151, al lado de la Plaza de la Catedral, en tertulias literarias y musicales. Por aquel entonces, Silvio cantaba, ocasionalmente, en Teatros del Vedado y en el anfiteatro de Marianao, si mas no recuerdo.

El movimiento "Hippi" se habia tornado en una ola de expansion por toda Cuba y el regimen comienza a temerlos, acusandolos de "actividades contrarevolucionarias" como la destruccion de telefonos publicos y asientos de omnibus y el viejo cargo de "Diversionismo Ideologico". Tenian que hacinarlos. Cercarlos.


Vicente Feliu y Silvio Rodriguez
Todo estaba planeado y en 1970, Mary Santamaria, con Silvio Rodriguez a la cabeza, reunen a mas de 500 "hipies" en el Pre-Universitario del Vedado, prometiendoles que la revolucion reconocia y entendia su clamor. Tres reuniones se llevaron a cabo en dicho recinto. Silvio Rodriguez, Vicente Feliu y su mujer de entonces, Belinda Romeo, fueron escogidos entre otros, como "lideres de grupos". La unica exigencia de Mary Santamaria fue que esos jovenes se incorporaran la "Zafra de los Diez Millones" y asi ayudar a la revolucion quien le devolveria en creces dicha colaboracion. Para el Albergue el Verdun, del Central Habana Libre, fueron a parar. El Consejo Nacional de Cultura patrocinaba ese central azucarero. Silvio hacia la zafra ofreciendo recitales en secundarias basicas de diferentes pueblecitos, entre ellos Bauta. Un dia, sin ton ni son, Silvio desaparece misteriosamente y una masiva operacion militar rodea albergue y apresan a todos los jovenes. Nadie escapo, al no ser aquellos "lideres de grupo" que desaparecieron con el trovador.

Varios dias de aquel horendo episodio, estos "lidercillos" fueron convocados por Mary Santamaria y por su cooperacion recibieron "becas especiales" y a Silvio Rodriguez le abrieron las puertas privilegiadas de Casa de las America, el ICAIC y el ICRT. Eran aquellas imagenes negras de la television cubana en la que comenzo a aparecer, con su parsimonia de siempre, como quien lleva una mascara, el traidor de toda aquella juventud, el trocador-trovador Silvio Rodriguez, quien tuvo que navegar su silencio mordaz a bordo del pesquero "Playa Giron" para limpiarse de culpa y definirse !por siempre Revolucionario!

Este idolo latinoamericano que hoy esta dirigiendo los pasos de un Juanes en la Plaza de la Revolucion. !Pobre Juanes!, cantandole a la paz con los fusiles de Silvio.

Eran aquellos tiempos del "Grupo de Experimentacion Sonora del ICAIC" donde Leo Brawer, Pablo Milanes, Paquito de Rivera y Enrique Platt se reunian todos los lunes en el Johnny 88, a la salida del rio Almendares, para darle salida a la Orquesta Cubana de Musica Moderna"

!Pastilla de Menta!

Ya Silvio habia parido su era con un corazon de piedra. El resto lo conocemos de sobra.

4 comments:

Anonymous said...

Soy Belinda y su historia esta muy mal contada, no tiene derecho a mentir de esa manera, el decir lo que se piensa, (lo que defiendo plenamente) no le da derecho a levantar falsos testimonios. Si quiere aportar con algo bueno a este mundo sustentelo con verdades, solo asi podra dejar algo de valia.

Juan Cuellar said...

Digame en donde no lo sustento con verdades. Hablar por hablar, como hace usted no le da el derecho a nada. Tengo mas que decir y lo no lo he creido oportuno. Desde Santiago de Cuba y en la casa donde se quedo Silvio Rodriguez. La verdad es que su ex, o esposo ha sido un peon del peor criminal en nuestra historia. Cuente su historia, la reto, aunque trate de lavarla con las aguas del Almendares, la podedumbre del regimen los atrapo para siempre. La verdad os haran libres.

Esther Abraira said...

Me gustaria saber que fue lo que sucedio cuando Silvio y su grupito desaparecieron.
Se iban en una lancha?
Estaban fumando en un platanal?
Fueron escondidos por la misma Mary?
Es que yo soy guajira y en nuestro tiempo las noticias se demoraban toda una decada en llegar al platanal.
Recuerdo que todo lo relacionado con Silvio era un Secreto y preguntar o hablar de su vida era como querer destapar la caja de Pandora.
Incluso hoy dia no sabemos mucho de su verdadera vida solo aquellas cartas que intercambio con Carlos Alberto Montaner.

Juan Cuellar said...

Simplemente se vendio al miedo.