Monday, September 19, 2011

Jackie Kennedy estaba furiosa con el New York Times sobre Cuba (ingles)

JFK’s Widow Blasted Times Over Cuba

Cliff Kincaid — September 19, 2011


While most of the media have focused on the Jackie Kennedy tapes as they pertain to such figures as Martin Luther King, Jr. and Lyndon Baines Johnson, there are fascinating parts of the conversations that demonstrate the anti-communism of President John F. Kennedy. In this context, Jackie singles out The New York Times for criticism for helping bring Castro to power.
One reason for the lack of attention to these excerpts may be that they shed light on one of the worst performances of the liberal media in the history of journalism. Partly as a result of the coverage of the Castro revolution by Herbert Matthews, the Times correspondent in Cuba, the Cuban people have been saddled with the Castro regime, which once hosted Soviet nuclear missiles targeting the U.S., for over 50 years.
National Review had published a caricature of Castro over the caption, “I got my job through the New York Times,” alluding to how the paper tried to promote classified advertising to job-seekers.
A book by Anthony DePalma, described as the dramatic story of “how a New York Times reporter helped Castro come to power,” referred to Matthews as “The man who invented Fidel.”
Humberto Fontova’s book Fidel: Hollywood’s Favorite Tyrant explains how Matthews’ coverage helped Castro. “This is not a Communist revolution in any sense of the word,” Matthews wrote in 1959. “In Cuba there are no Communists in positions of control.” Matthews added, “Fidel Castro is not only not a Communist, he’s decidedly anti-Communist.”
Jackie indicates that the Kennedys accepted the view of one of their family friends, Ambassador Earl E.T. Smith, that The New York Times and the State Department were largely responsible for Castro’s rise to power and the fall of Fulgencio Batista.
Smith said that the U.S. government facilitated Batista’s downfall by withdrawing support for his government. But Smith also said that “Until certain portions of the American press began to write derogatory articles against the Batista government, the Castro revolution never got off first base.”
Smith said that Matthews’ columns “eulogized Fidel Castro, portrayed him as a political Robin Hood, and compared him to Abraham Lincoln.”
While JFK had no sympathy for Batista, he thought it was “awful” that President Eisenhower, a Republican, had permitted Castro to visit the U.S. after his seizure of power in Havana, said Jackie, going on to cite Smith’s book, The Fourth Floor, on how the U.S. State Department had paved the way for Castro’s takeover. The title is a reference to the officials responsible for Cuba policy who were on the fourth floor of the State Department.
Smith wrote that the Fourth Floor had a “close association” with the Times’ Matthews, “who gave the impression by his editorial conduct of advocating Batista’s downfall.”
Smith, ambassador to Cuba when Castro took over, spoke at an Accuracy in Media conference in 1979 when Castro’s communist comrades in Nicaragua, the Sandinistas, were threatening a takeover of that country. Nicaragua was Cuba all over again, Smith said.
He signed a copy of his book to this columnist by saying, “To Cliff Kincaid in memory of ‘Accuracy in Media.’” It was a commentary on the failure of the Times to accurately depict Castro as the communist he was and the continuing failure by the media to factually describe the nature of communism and its adherents.
“We knew Earl Smith then, who’d been Eisenhower’s ambassador at the time,” said Jackie in the tapes featured in the book Jacqueline Kennedy: Historic Conversations on Life with John F. Kennedy. “When we were in Florida—that’s all Earl could talk about. Yeah, then Jack was really sort of sick that the Eisenhower administration had let him [Castro] come in and then The New York Times—what was his name, Herbert Matthews?” Jackie adds, “I can remember a lot of talk about it and wasn’t—didn’t even Norman Mailer write something?”
Arthur Schlesinger Jr., who was interviewing Jackie, interjects, “Norman Mailer was very pro-Castro, yeah.”
When Schlesinger noted that Smith had written a book about Castro being a communist and working with the communists, Jackie replied, “Yeah—The Fourth Floor? Well, he was always saying his troubles with the State Department—I remember there was a man named Mr. Rubottom he kept talking about. And how hard it was—warning against Castro and how just it was like, I don’t know, dropping pennies down an endless well. He just never could get through to the State Department. So, I suppose he thought he was a Communist, yeah.”
Roy Rubottom was the Assistant Secretary of State at the time of Castro’s seizure of power.
Smith wrote in his book, “It cannot be maintained that the government of the United States was unaware that Raul Castro and Che Guevara, the top men of the 26th of July movement, are Communists, affiliated with international communism. There was ample evidence to that effect. I have shown in this book that it was impossible for Assistant Secretary of State Roy Rubottom, his associate William Wieland, and the Fourth Floor not to be aware of Fidel Castro’s communist affiliations.”
Wieland, the State Department’s chief of Caribbean affairs and a friend of Herbert Matthews, was accused of being a communist agent. Citing Nathaniel Weyl’s book, Red Star Over Cuba, Fontova says Wieland, who had partly grown up in Cuba, had been active in the Cuban Communist Party in the 1930s and had used the name “Guillermo Arturo Montenegro,” an alias he kept secret when he filled out a national security disclosure form. Wieland resigned in disgrace.
Analyzing U.S. policy, Smith wrote, “To make my point clear, let me say that we helped to overthrow the Batista dictatorship, which was pro-American and anti-communist, only to install the Castro dictatorship which was Communist and anti-American.”
Smith noted that, in a national broadcast on December 2, 1962, Castro declared, “I am a Marxist-Leninist and will be one until the day I die.”
Although JFK authorized an invasion of Cuba at the Bay of Pigs in April 1961, Jackie alludes to the failure to follow through with adequate military force. “I mean,” she said, “the invasion in the beginning and then no air strike—half doing it and not doing it all the way…” The result was a slaughter of anti-communist Cubans in the invasion force and a victory for the Castro regime.

Saturday, September 17, 2011

Cuba cierra empresa comercial canadiense, investiga corrupción

Por Marc Frank

LA HABANA (Reuters) - Cuba cerró una de las mayores empresas comerciales de la isla, en medio de una investigación anticorrupción en operaciones de comercio internacional que se está expandiendo, dijeron el viernes empresarios extranjeras.
Agentes de Seguridad del Estado estaban observando el viernes a quienes ingresaban al Miramar Trade Center de La Habana, un edificio donde tiene sus oficinas el Grupo Tokmakjian, una de las empresas canadienses que opera en Cuba.
Las puertas de las oficinas del Grupo Tokmakjian tenían un aviso sellado que anunciaba que habían sido clausuradas por la Seguridad del Estado cubana.

"Hemos recibido el lunes el aviso por el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Consejo de Estado, que es el procedimiento en estos casos para detener todas las negociaciones con el Grupo Tokmakjian", dijo a Reuters un empleado de una empresa cubana que pidió el anonimato.


Friday, September 16, 2011

Discurso violento del lider de los Panteras Negras.

Martin Luther King, Kennedy y el comunismo (ingles)

King, Kennedy and Communism

Cliff Kincaid

September 16, 2011 No comments Printer Friendly

As the official dedication of the Martin Luther King Jr. memorial in Washington, D.C. approaches, liberals in the media are in damage control over a revelation about the civil rights leader from an unlikely source—Caroline Kennedy, daughter of JFK and Jackie Kennedy. Her new book, Jacqueline Kennedy: Historic Conversations on Life with John F. Kennedy, makes it abundantly clear that Jack and Bobby Kennedy, as well as Jackie, saw through the public façade of the Reverend King and knew him to be a proven liar about his communist connections and a scoundrel in terms of his personal life. Jackie called King a “phony” in the taped conversations that form the basis of the book.
This has created a dilemma for the media, who adore the Kennedys and King. So media figures such as Andrea Mitchell of NBC News and Diane Sawyer of ABC News have decided to blame the whole mess on former FBI director J. Edgar Hoover. But the misdirection won’t work. The book stands on its own and constitutes a major indictment of a man considered a national icon.
On Monday night, Mitchell was on the NBC Nightly News covering the controversy by claiming that the “phony” comment was because of political games being played by FBI Director J. Edgar Hoover. In fact, the evidence shows that both JFK and his brother Bobby had themselves obtained and passed on information about King’s extramarital affairs and womanizing. It was information that had been obtained from wiretaps on King authorized by Bobby himself.
The book is based on recorded interviews conducted in 1964 by Arthur M. Schlesinger, Jr. with Jacqueline Kennedy. It quotes Jackie as saying that JFK had told her “of a tape that the FBI had of Martin Luther King…how he was calling up all these girls and arranging for a party of men and women, I mean, sort of an orgy in the hotel, and everything.” Jackie said her response to this was that such conduct was “terrible” and that King was “such a phony.” Jackie adds, “Since then, Bobby’s told me of the tapes of these orgies they have and how Martin Luther King made fun of Jack’s funeral.”
Mitchell’s false narrative ignored how the Kennedy brothers, both anti-communist Democrats, were alarmed by King’s communist associations. She explained: “At the time, FBI director J. Edgar Hoover was trying to incite divisions between the Kennedys and Dr. King, telling Bobby Kennedy that Dr. King was overheard on FBI wiretaps making crude comments about Jackie Kennedy kissing her husband’s coffin on the day of Jack’s funeral.”
But Mitchell’s talk of Hoover stirring up divisions was nonsense. Hoover targeted King because of high-level concern about his communist connections, with the information about his extramarital affairs coming out as a result of the surveillance of the civil rights leader. The book makes it clear that the report that Jackie said King was a “phony” was not based on something said about a coffin; it was based on revelations provided to Jackie Kennedy by her husband that King, a reverend who quoted the bible, was a notorious adulterer and partier. And Bobby Kennedy, according to the book, shared the disgust for King’s secret sexual perversions.
It appears that Mitchell either did not read the book or deliberately misrepresented what was in it. This is the true mark of a liberal journalist worried about besmirching the reputation of a liberal icon.
In the September 13 two-hour ABC special on the Jacqueline Kennedy tapes, “Jacqueline Kennedy: In Her Own Words,” there is also an attempt to spin the damaging revelations about King and blame Hoover for them.
Diane Sawyer, anchor of the special program, said Hoover “had told the president that King was present at parties involving a lot of sex.” Sawyer said the reported comment about the funeral was “a malicious rumor” planted by Hoover with Bobby. Hence, Sawyer depicted the Kennedy brothers in an unflattering light as mere puppets of Hoover’s FBI. In fact, Hoover was doing their bidding.
Michael Beschloss, who wrote the introduction to the book, insisted on the air that “There is dispute on whether it’s Martin Luther King who’s on those FBI tapes or not. But Robert Kennedy thought it was.” It is apparent that Bobby had listened to some of the tapes, read the transcripts, or relied on summaries provided by the FBI. Equally important, Beschloss knows that King was wiretapped by the FBI (and that the wiretaps were approved by Bobby, the Attorney General) because of King’s communist connections and links to the Soviet-funded Communist Party USA. But this, too, is a taboo subject for the liberal media.
Rep. John Lewis appeared on the ABC program to blame J. Edgar Hoover for bad opinions of King, saying Hoover despised King and wanted to “destroy the man.” Caroline Kennedy was brought on to say that, despite her criticism of the civil rights leader in the book, her mother admired King.
These attempts at spin fly in the face of the evidence in the book and provided even by King’s former associates. For example, Ralph David Abernathy, the president of the Southern Christian Leadership Conference (SCLC) in his book, And the Walls Came Tumbling Down, acknowledges King’s extramarital affairs.
On the NBC Nightly News, Andrea Mitchell apparently felt obliged to report the explosive “phony” comment about King but decided to ignore the actual evidence in the book and blame it on Hoover. Such conduct is further evidence of the media’s blatant disregard of the facts in order to serve a political agenda. ABC News tried a variation of this strategy.
The New York Times at least got the basic facts right, noting that Jackie’s comment about King being a “phony” was based on “electronic eavesdropping” which found King “arranging encounters with women.”
But the reason for the wiretaps was not disclosed. And the fact that they were approved by Bobby Kennedy, the Attorney General, was conveniently left out.
David J. Garrow explained some of the controversy in his 1981 book The FBI and Martin Luther King, Jr., as well as a 2002 Atlantic magazine article based on it. He notes that Bobby authorized the FBI to begin wiretapping the telephones of King because he “believed that one of King’s closest advisers was a top-level member of the American Communist Party, and that King had repeatedly misled Administration officials about his ongoing close ties with the man.” The associate was Stanley Levison, who had been involved in Communist Party USA financial affairs and was helping to arrange funding of the party by Moscow.
Since the Kennedys were among a dwindling number of national Democrats who opposed international communism and wanted to see it defeated, these reports greatly concerned them.
But Levison wasn’t the only concern. Garrow writes, “Levison, the FBI told Kennedy and Marshall [Burke Marshall, the assistant attorney general for civil rights], had recently installed as head of the SCLC’s small New York office a young African-American man named Jack O’Dell, whose publicly documented record of affiliation with the CPUSA had drawn the attention of hostile congressional committees just a few years earlier. Kennedy’s inner circle resolved that every Administration aide acquainted with King would warn him fervently but vaguely about the political danger of continuing his association with Levison and O’Dell. King politely accepted and then privately dismissed warning after warning.” (O’Dell would later go to work for King associate Jesse Jackson).
Hence, King was deceiving the Kennedys, his allies in the civil rights struggle.
In his book, Garrow quoted Marshall as saying that King’s deception on this matter was important and that the wiretaps were therefore justified. “I mean,” said Marshall, “if you accept the concept of national security, if you accept the concept that there is a Soviet Communist apparatus and it is trying to interfere with things here—which you have to accept—and that there’s a national security issue and that taps are justified in that area. I don’t know what could be more important than having the kind of Communist that this man was claimed to be by the Bureau directly influencing Dr. King.”
The communists were manipulating the civil rights movement in directions that benefited them, such as by influencing King to be critical of the war against communism in Vietnam and the system of free enterprise capitalism in the U.S.
Garrow, who was sympathetic to King and critical of the FBI, explained, “Hence the primary reason behind the decision to wiretap Dr. King was, for Robert Kennedy and Burke Marshall, just as it was for the FBI, honestly held fears about what Stanley Levison represented and why Martin Luther King was remaining in contact with him despite numerous warnings not to and King’s own promise that he would end the relationship.”
This information, which has long been on the public record, provides a much-needed perspective on the wiretap controversy. Authorized for the purpose of documenting King’s communist connections, the surveillance turned up evidence of his adultery, which contradicted his stance as a minister of God preaching virtue in public life. But viewers of Andrea Mitchell’s report about Jackie Kennedy calling King a “phony” had no way, based on her broadcast, to understand what the controversy was really all about. Instead, they came away thinking the comment was based on some crazy scheme cooked up by Hoover.
It is truly bizarre that Mitchell would so brazenly lie about the matter when the daughter of JFK and Jackie had put it in her book for all to read and see.
But the liberal media are not alone in obscuring the facts. On the Fox News Channel, Bill O’Reilly blamed Hoover for the wiretaps. “He felt that the doctor was a communist,” O’Reilly said, ignoring the evidence of King’s communist associates and Bobby Kennedy’s role in approving the surveillance. His guest on the program was left-wing historian Kenneth C. Davis, who noted that the Kennedys were “very anti-communist.” Pressed on what was in the tapes, Davis said it apparently had to do with arranging a party with prostitutes. “We know that that’s part of the Martin Luther King legacy,” Davis acknowledged. But O’Reilly would have none of it. “Dr. King was a great man,” he countered, dismissing what the “gossip mongers” say, and “we don’t want to besmirch him in any way, shape or form.” Later, O’Reilly reiterated, “In totality, believe me, ladies and gentlemen, Dr. King was a great man.”
One reason for the inability to face facts could be that President Obama is scheduled to preside over the official unveiling of the King memorial in Washington, D.C. on October 16, an event that will lead to tons of coverage about King and his legacy. Telling the truth about King, even though Caroline Kennedy has opened up this can of worms, could ruin journalism careers. Conservative media figures could find themselves accused of racism for talking about the black civil rights leader’s personal indiscretions and far-left associations.
The MLK memorial is already mired in controversy because $10 million in taxpayer funds (out of the $120 million cost) and four acres of federal land were donated for a 30-foot tall socialist-type statue of King made in communist China by a Chinese artist with Chinese granite. It would appear that another scandal over King himself has to be avoided so the event can go forward without further embarrassment.
One can be sure that the Mitchell method of slanting the news will be in full swing leading up to the King memorial dedication, and Obama and his media allies will strive to make sure that any mention of King’s communist connections and adultery is stricken from the public record.

Vicente Feliu ataca a Pablo.

Por Juan Cuellar

No cabe duda que muchos estaran halandonse los pelos con estas declaraciones del trovador -chiquito- Vicente Feliu quien cierra filas con el "amigo del alma", Silvio Rodriguez, en la diatriba con Pablo Milanes. Ambos, en nombre de la "Roboilusion" arremeten contra Pablo, quien a su vez, se defiende en su nombre. Feliu le recuerda a Pablo-y como no, Silvio tambien, que la trova es la voz de la patria por lo tanto es "rebolucionaria" y traicionarla es dejar de ser rebolucionario. Pablo sabe que la trova es un refugio "rebolucionario" levantado por Silvio del cual se sirvio con muy buenos dividendos, pero ha ido buscando un hueco por donde escapar del santuario. Los anos no pasan en balde.

No hay que ser un sabio para comprobar que el arte, en especial el del oficialismo, si esta ligado a la politica. Para aquellos "estira manos" del "intercambio cultural" , quienes bajo diferentes conceptos (ya sea democraticos o culturales) negaron tal relacion, han vuelto a cojerse las narices con la misma puerta de la historia. Para que un residente del Templo de la Trova -siempre rebolucionaria y anti-imperialista- separe su arte de la politica, tiene que abandonar su guarida. Unos lo han hecho. Otros no estan dispuesto a abandonar el establo, mas bien aflojarse el bozal les resulta mas economico. ?O estas o no estas? gritan desde Cuba los trovadores. Yo estoy y estare despidiendo funerales, le responde Pablo camino al Templo. Esto me recuerda el cuento de los dos locos discutiendo acerca de quien estaba mas loco. Uno le dice al otro, basta ya de fajazones, cierra los ojos y yo voy a coger una cosa en mi mano, si adivinas, el mas loco soy yo, si no aciertas, tu estas mas loco. Un loco cierra los ojos y el otro coge un punado de yerba; ?a ver, que tengo en mis manos? -Un tren, dice el loco desaforadamente. -Tramposo, le responde histerico el otro,- no vale porque lo viste. Que viene a ser parecido al cuento de los 20 mil muertos que cuenta Feliu.

Trovador oficialista acusa a Pablo Milanés de hablar “para los batistianos” en Miami

Última actualización Friday, 16 September 2011 02:18 Publicado Thursday, 15 September 2011 10:25


- En la más dura de las diatribas lanzadas por el oficialismo cubano contra Pablo Milanés, el trovador Vicente Feliú acusó este jueves al legendario cantautor cubano de “hablar especialmente para los batistianos” durante su reciente

visita a Miami, y dijo estar convencido de que ” está mal de su cabeza”.

El trovador Vicente Feliú (izq.) junto a Silvio Rodríguez en Cabinda, Angola, en 1976. Foto: Archivo personal de Silvio Rodríguez.
“Nadie en sano juicio es capaz de decir que va a cantar para los cubanos en Miami, de los cuales un por ciento altísimo creció con sus canciones -entre otras- y luego hablar especialmente para los batistianos sirviendo su propia cabeza en bandeja de plata”, escribió Feliú en su blog Creeme. “A nadie se le habría ocurrido. Solo a un ego perdido en sí mismo le resultaría posible”.

Las críticas de Feliú, considerado una figura de fiel militancia progubernamental, fueron reproducidas este jueves por el sitio digital Cubadebate, que antes también había incluido en sus páginas las opiniones de Silvio Rodríguez contra Milanés. El sitio no ha reproducido las declaraciones de Milanés en Miami que dieron pie a la polémica,
De hecho, las consideraciones de Feliú, de 63 años, constituyen un espaldarazo a la posición de su viejo amigo Rodríguez, con quien mantiene una relación cercana desde la adolescencia.
“Vicente es mi hermano del alma, uno de los amigos mas antiguos que tengo”, confesó Rodríguez en una entrevista publicada hace poco más de un mes. “Hemos tenido actitudes muy parecidas en numerosas oportunidades”.
Feliú se encargó ahora de demostrarlo ampliamente.
“A la fauna mafiosa mencionada más arriba le rindió pleitesía nuestro Pablo, y además por Radio y Televisión Martí, engendros de la falsificación mediática”, comentó Feliú, fundador del movimiento de la Nueva Trova. “Para muchísimos de nosotros, trovadores vivos y muertos, es algo que resulta imperdonable”.
Feliú le reprocha a su ex compañero de faenas artísticas no haber escogido la Asamblea Nacional para hacer las críticas contra el gobierno y la sociedad cubanos que hizo durante su reciente visita a Miami, y lamentó además que Milanés haya defendido a las Damas de Blanco.
Un ídolo trastornado
“Los ídolos, mientras más altura alcanzan, más bajo caen”, manifestó Feliú. “Estoy convencido que Pablo está mal de su cabeza”.
El trovador concluye el artículo reconociendo que quien más pierde con esta situación es la cultura y la nación cubana.
“Pero la traición es común a los hombres, y de peores Cuba, aunque lacerada, ha salido y seguirá saliendo ilesa”, aseveró Feliú, quien es Coordinador del proyecto cultural iberoamericano “Canto de Todos”.

El trovador cubano Vicente Feliú
El artículo, titulado “A propósito de un muy doloroso asunto”, echa leña al fuego de la controversia por las declaraciones de Milanés durante su viaje a Estados Unidos y reafirma la escisión irreversible dentro del movimiento de la Nueva Trova.
Feliú estuvo en el grupo de artistas cubanos que participaron en la celebración del cumpleaños 85 de Fidel Castro en el Teatro “Karl Marx”, de La Habana en vísperas del 13 de agosto.
Milanés, de 68 años, regresó a Cuba el pasado domingo tras ofrecer cuatro conciertos en Washington, miami, Nueva York y Boston, y suspender tres presentaciones de su gira estadounidense alegando razones personales.
A continuación CaféFuerte reproduce íntegramente el artículo de Vicente Feliú.
Últimamente he leido algunos artículos que hacen alusión a cierta polémica en la que se pretende involucrar a Silvio Rodríguez con Pablo Milanés, y estoy convencido que no existe tal, entre otras cosas por imposible. Polémica ha sido la actitud de Pablo consigo mismo y con sus canciones, las mismas que a centenares de miles de personas en el mundo conmovieron y ofrecieron asideros para la reflexión durante más de cuarenta y cinco años.
Que Silvio, trovador mayor, decida salir en defensa de los intelectuales cubanos a los que Pablo acusa de cobardes por firmar una adhesión a defender Cuba, atacada constantemente desde el Miami punta de lanza de la derecha fascista de los Estados Unidos, es la cosa más natural del mundo. (Por cierto, creo que el único intelectual miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba que no firmó fue Pablo).
Que hombres y mujeres de Cuba y de otros lares, para quienes Pablo ha sido una compañía sonora de dignidad, solidaridad y amor se sientan defraudados y quieran decirle su enfado, me parece la cosa más natural del mundo.
Lo que no me parece natural es que con todas las opiniones que ha tenido Pablo Milanés, no hubiera expresado siquiera alguna de ellas en la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, órgano máximo de gobierno del país de la que fue miembro aunque jamás asistió, ni tampoco en las asambleas del barrio donde se han discutido infinidad de planteamientos muy sólidos en los últimos años.
Lo que no me parece natural es que tantas opiniones no hayan dado lugar a canciones, de las que Pablo sabía componer muy bien.
Lo que no me parece natural es que no haya ofrecido opiniones a la prensa cubana, también considerada muy mal por Pablo, porque hace muchos no acepta entrevistas.
Lo que no me parece natural es que en la gira que Pablo realizó por Cuba hace pocos meses no dijera una sola de las opiniones que ofrece a la prensa española y ahora a la más reclacitrante prensa enemiga de nuestro país.
Lo que no me parece natural es que teniendo en las venas sangre del Bayamo irrredento no haya pensado que a la Trova Cubana no se le debe traicionar porque es la Patria misma.
En muchas partes del mundo no se comprende bien el concepto que los cubanos tenemos sobre la Patria. Quizás pudieran leerlo en José Martí, en cualquier texto desde que era un adolescente, y ya con más definición y potencia en los textos escritos en los Estados Unidos. Quizás pudieran dar una ojeada el concepto que tienen George W. Bush o Barack Obama y hacer justamente lo contrario.
El origen de esta situación -repito que no entre Silvio y Pablo sino entre Pablo y medio mundo-, es la bronca cubana con los gobiernos estadounidenses que viene desde el Siglo XIX cuando intervinieron en nuestra guerra de independencia, ya prácticamente ganada contra el colonialismo español, arrebatándonos la victoria. Durante todo el Siglo XX intervinieron cada vez que levantábamos vuelo, cortando alas, hasta que irrumpió Fidel en la historia de Cuba. Luego en enero de 1959, los mismos yanquis que apoyaron al tirano Batista hasta el 31 de diciembre de 1958, recibieron a TODOS los asesinos batistianos que lograron huir y que habían colaborado en la muerte y de sapariciones de 20,000 personas, revolucionarias o no, entre 1953 y 1958, y que se robaron el erario público de la nación cubana. Parte de esos dineros sirvieron de base después a diversas organizaciones contrarrevolucionarias en los Estados Unidos, entre ellas la Fundación Nacional Cubano Americana, la de Jorge Más Canosa, Ileana Ross Lethinen, Lincoln y Mario Díaz Balart, Luis Posada Carriles, José Basulto, Carlos Alberto Montaner y muchísimos teroristas y asesinos más durante estos 50 y tantos años.
Las Damas de Blanco, señoras por lo general esposas y parientes de hombres que, pagados por los Estados Unidos hacían trabajos disímiles contra el gobierno cubano (en muchísimos países a eso le llaman traición, mercenarismo y cosas por el estilo) y por ello guardaban prisión con diversas condenas, marchaban en silencio por la 5ta Avenida de Miramar, vía por donde se transita a zonas importantes de embajadas, centros comerciales y de negocios, y también por donde se mueven los dirigentes más altos del país. Bueno, ya hace un tiempo TODOS sus parientes salieron de la cárcel y la mayoría también del país, y ellas siguen marchando en silencio porque de lo contrario no cobrarían los dividendos que les siguen pagando los funcionarios de la oficina de intereses de los Estados Unidos en La Habana. (Esto puede verificarse con cables de Wikileaks, si no se quiere investigar por Cubadebate u otros blogs más o menos oficiales.)
Los Cinco cubanos presos en Estados Unidos desde hace trece años, lo están porque buscaban información que nos permitiera evitar los desmanes de los que, desde ese país e impunemente, contrataban mercenarios para poner bombas y llevar a cabo todo tipo de actos terroristas contra Cuba y a veces también dentro de los mismos Estados Unidos. La información que Cuba le ofreció al gobierno norteamericano para que detuviera a los terroristas que tenía en su territorio fue utilizada para encarcelar, exclusivamente y de manera innombrable por vergonzosa, a estos Cinco Héroes de la República de Cuba. Los terroristas verdaderos están siendo homenajeados y paseándose por Miami.
Nuestra relación con los Estados Unidos es, lamentablemente, política, y también por el lado de allá. Por lo que no podemos ni ser ingenuos ni pecar de tontos. Porque “En el imperialismo no se puede confiar ni tantico así”.
A la fauna mafiosa mencionada más arriba le rindió pleitesía nuestro Pablo, y además por Radio y Televisión Martí, engendros de la falsificación mediática. Para muchísimos de nosotros, trovadores vivos y muertos, es algo que resulta imperdonable.
Los ídolos, mientras más altura alcanzan, más bajo caen. Creo que Silvio salió en defensa de todos a quienes Pablo explícitamente tachó de cobardes y vendidos al gobierno. Nadie más podía haberlo hecho con más derecho, en nombre de la Trova Cubana desde Castillo, Céspedes y Fornaris y de la Cultura en general.
Estoy convencido que Pablo está mal de su cabeza. Nadie en sano juicio es capaz de decir que va a cantar para los cubanos en Miami, de los cuales un por ciento altísimo creció con sus canciones -entre otras- y luego hablar especialmente para los batistianos sirviendo su propia cabeza en bandeja de plata. A nadie se le habría ocurrido. Solo a un ego perdido en sí mismo le resultaría posible.
Coincidimos muchos en que quien más pierde es la Cultura Cubana, es decir, la Patria. Pero la traición es común a los hombres, y de peores Cuba, aunque lacerada, ha salido y seguirá saliendo ilesa.
Vicente Feliú, trovador cubano.14 de septiembre de 2011

Thursday, September 15, 2011

"El comunismo busca no crear mártires, te aparta con otras excusas",

"El comunismo busca no crear mártires, te aparta con otras excusas", dice el
sacerdote cubano Alberto Reyes
"En 2011, tanto cubanos como españoles tienen
miedo a ir contra lo políticamente correcto", denuncia. Contra este miedo ha
escrito "Historia de una resistencia".

Noticias relacionadas
"Mi pequeña defensa", de Orlando Zapata
'El legado de Fidel Castro', por Luis Losada Pescador
‘Iglesia y Revolución en Cuba’, de Ignacio Uría
El número de católicos crece en Cuba un 45% desde 1990

Pablo J. Ginés

Diario Digital

Alberto Reyes Pías, sacerdote de la diócesis de Camagüey (Cuba), no salía de su asombro aquel día de febrero de 2010 en que recibió una llamada del Partido Comunista para interesarse por su misa de las siete de la mañana.
¿La razón? ¡Había mencionado al disidente Orlando Zapata, muerto por huelga de hambre, en la mención de los difuntos de ese día!
"Orlando Zapata murió en febrero de 2010 de huelga de hambre. Los disidentes de Guáimaro me pidieron una misa. Consiste simplemente en decir su nombre durante la mención de difuntos, en una misa de diario a las siete de la mañana, a la que acudían media docena de personas. Me llamaron del Partido pidiendo explicaciones. Les dije: «Yo sólo hago mi trabajo, que incluye rezar por los difuntos que me pidan. Si ustedes me piden una misa por el Che Guevara, yo se la hago».
Es una de tantas escenas de un país surrealista, donde aún circulan eslóganes que los rusos menores de 25 años nunca han llegado a oír pero que sus padres escucharon machaconamente. En ese país parado en el tiempo es donde se despertó la vocación del padre Alberto. Su libro "Historia de una resistencia" (VozDePapel) es peculiar. Por un lado, se refiere a su resistencia contra el absurdo de un mundo sin Dios, del materialismo del régimen y sus liturgias. Por otro lado, su resistencia personal a la llamada de Dios para ser sacerdote. Alberto Reyes cree que su testimonio puede ayudar a muchos jóvenes con dudas.
Un discernimiento tortuoso
"Yo no pensé ser cura hasta los 18 años. Sentí la llamada y se parecía a un enamoramiento, una sensación que no es fácil soslayar. Yo quería ser médico, que es algo que da prestigio en Cuba. Tenía novia. Se había aprobado mi entrada en Medicina. Me enfadé con Dios, me intenté resistir a él. Un sacerdote de cuarenta y pico años me acompañaba en aquel proceso, con mucho respeto a mi libertad, sin presiones. A los tres meses se lo comenté a mi novia. Ella era una chica de fe profunda. Me dijo: "las cosas de Dios dan paz; si no tienes paz conmigo, quizá lo nuestro no es de Dios; es mejor que disciernas, no quiero estar en medio".
A los dos años admití cuenta que lo mío era vocación al sacerdocio. "Está en juego mi felicidad, ¿cual es mi sitio?", me preguntaba. El prestigio ya me daba igual. En tercer año de carrera me dije: "Dios me quiere cura, ¡pero yo no quiero!". Me decidí a entrar en el seminario. Lo veía claro racionalmente, pero afectivamente no."
Después de cuatro años de seminarista en Cuba, aún estaba enfadado con Dios y en plena crisis espiritual. "Y recibí una beca de mi obispo para estudiar en Roma; mi director espiritual, un jesuita, me lo recomendó. Mi primer año en Roma fue duro. Como tantos emigrantes, no tenía con quien desahogarme, era otro midioma, estaba lejos de mi familia, en crisis vocacional..."
Estando en España, le invitaron a un campamento de adolescentes en Navacerrada, en la sierra de Madrid. "Eran chicos de Vallecas, con historias duras, familias rotas, palizas, desatención familiar... y ahí se rompió mi resistencia contra Dios. Me dí cuenta que yo ya había dado un sí afectivo, que había dado mi corazón a Cristo".
Estudió psicologia en Comillas de 2004 a 2009; volvió a Cuba y le parecio tiempo no había pasado.
"Si te manifestabas abiertamente católico te podían acusar de proselitismo y expulsarte de la Universidad", recuerda de sus tiempos universitarios. "Pero el comunismo no quiere crear mártires, sino apartarte con otras excusas. Recuerdo a un cura espectacular, que entonces era solo estudiante de matemáticas puras. Uno comprometido con el comunismo en la Universidad dijo: "la universidad es para los revolucionarios, quien no es revolucionario no debería estar aquí". Y sus compañeros decidieron expulsarle por votación. Nadie mencionó una causa religiosa... simplemente, lo echaron el último año por petición del alumnado".
La Cuba de hoy
El padre Alberto es moderadamente optimista respecto al proceso que vive Cuba. "Hoy creo que el Gobierno tiene sincero deseo de pasar página e iniciar nueva relación con la Iglesia. El Gobierno ve que la Iglesia es una interlocutora válida para el presente y el futuro. La Iglesia ha sido intermediaria para el tema de los presos y puede serlo para más cosas. Pero no se le reconocerá toda la libertad para qaue enseñe toda su verdad".
A modo de ejemplo, toma en sus manos el "Compendio de Doctrina Social de la Iglesia Católica" y va pasando páginas: "allí no se podría predicar nada del capítulo 3, ni la mitad del capítulo 4, y el 5, que trata de la familia... bueno, ¡la familia está desmantelada allí!"
"En Cuba dicen que se vive con F.E., que significa con "familia en el extranjero"; los salarios no dan para vivir", añade.
Eso sí, "hay mucha sed de Dios, mucha gente se acerca a la Iglesia. Ha aumentado el bautismo de niños y muchos adultos se acercan a pedir los sacramentos. La procesión con la imagen de la Virgen de la Caridad, tras 400 años de su hallazgo, tiene una respuesta muoltitudinaria. Pero los agentes de pastoral no podemos atender a la gente. Hay pueblos a los que puedes ir solo una vez al mes. Los medios de la Iglesia son precarios: ni transporte, ni templos... ¡desde la Revolución no se ha autorizado nunca la construcción de un templo, y solo recientemente nos dejan hacer reparaciones. Los cristianos se reúnen en casas".
Y está el problema de la emigración, que persistiría incluso si hubiese libertad política.
"Desde la Revolución hemos tenido emigrados y exiliados; mucho de ellos católicos. Puedes formar a líderes laicos, catequistas... y cuando pueden, se van al extranjero. Es una sangría continua. Por eso, desde España, los católicos pueden ayudar con medios: medicinas, dinero para templos, cosas de pastoral... Ayuda a la Iglesia Necesitada es de las entidades más eficaces: ellos me han ayudado con la reconstrucción de la parroquia de Esmeralda, sin mantenimiento durante 40 años. Tenemos planes pastorales: formar catequistas, dar retiros a jóvenes (requieren comida, transporte), apoyar peregrinaciones, equipamientos de proyección para pastoral, etc...
Un libro contra el miedo
En su libro, el padre Alberto, al hablar de su vocación o de la vida en Cuba en realidad apunta a un tema más común: "hablo del miedo, porque muchas cosas nos dan miedo, en España o en Cuba. Juan Pablo II, al decir "no tengáis miedo", pedía que no nos paralicemos; la sensación es inevitable, pero la parálisis de la voluntad sí puede evitarse. ¡No os dejéis paralizar, haced la voluntad de Dios! Ése es el mensaje".
Pero ¿miedo a qué?
"En 2011, tanto cubanos como españoles tienen miedo a ir contra lo políticamente correcto, contra la opinión dominante de la sociedad; después de cinco años en Europa veo que los jóvenes europeos tienen miedo. En Cuba piensan que Europa es libertad y democracia, sin miedo a decir lo que piensas y sientes, pero aquí hay jóvenes con temas muy claros en su mente y que no se atreven a decirlo: temas de moral y de fe; ¡miedo a decir soy católico, soy cristiano!; miedo a que se burlen y a ser criticado. En España hay un sector progresista que no respeta, sino que exige y grita con beligerancia contra los que piensan distinto. El video de las agresiones en la Plaza del Sol contra los peregrinos de la JMJ en Cuba sorprendería, porque el pueblo cubano nunca haría algo así; sería inconcebible. Incluso un joven comunista estándar no lo aprobaría. El pueblo tiene muy claro que el otro tiene derecho a vivir la fe y hay respeto entre personas".
"En España se pierde mucho la serenidad en el tema política y en religión; muchos no saben pasar página. ¿Quizá por frustraciones personales y sociales se expresan así? En el Camino de Santiago conocí un chico con mucha rabia, según él, ¡por las cruzadas y la Inquisición! Es evidente que su rabia era por otra cosa, que eso era una fachada".
"Y apunta a lo central de la JMJ: "el Papa Benedicto en Cuatro Vientos insistió en que los jóvenes no han de temer expresar su fe. El gran problema de Occidente es que los cristianos se avergüencen de su fe. ¡Basta de sentirnos acomplejados! No basta con la convicción intelectual ni la tradición, tiene que haber experiencia de encuentro con Jesucristo, algo vital para la persona, porque todos defendemos lo que es vital para nosotros."
Niños cristianos en la escuela comunista
En los primeros capítulos de «Historia de una resistencia», Alberto Reyes describe su infancia como niño católico en el sistema educativo cubano. «En la escuela nunca nos llamaban “cristianos”, ese era un título demasiado honroso. Nos llamaban “religiosos”, con connotación de supersticioso, de gente inferior y tontita.
La “persecución”, por llamarla de algún modo, era muy sutil. Llegaba el profesor al aula y decía: “Pónganse en pie los religiosos”». Uno se ponía en pie, y no pasaba nada excepto la incómoda sensación de muchos ojos que se te clavaban en el más absoluto silencio. Recuerdo a una chica de La Habana que, cuando tenía nueve años, la mandaron poner en pie y el profesor dijo: “Ahora todos a reírse de ésta, que es religiosa».
Todo niño que no tuviera a sus espaldas un sostén fuerte en clave de fe tenía que ser un héroe para mantenerse en la Iglesia. Con once años, yo era el único de mi edad en la comunidad cristiana del pueblo. La parroquia tenía sólo diez jóvenes, todos mayores que yo. No tuvimos otro remedio que aprender a luchar.
Lo primero era no negar nuestra fe, no esconderse para ir a misa, no ocultar nuestra identidad. Lo segundo, estudiar como descosidos. Un día, mi hermana mayor llegó a casa diciendo que la habían propuesto para ser miembro de la Juventud Comunista. Llegaron al aula preguntando públicamente la decisión de cada estudiante.
Al llegar a mi hermana, ella preguntó si un miembro de la Juventud Comunista podía ir a misa. Le dijeron que no, que eso no se podía, a lo que mi hermana respondió: «entonces no quiero». Recuerdo a mi hermana feliz y orgullosa de sí misma. Años después, cuando me tocó a mí, dije que no “porque soy cristiano”».


Wednesday, September 14, 2011

El triste Estado de SATS.

Por Juan Cuellar

Si me fuera posible tirar la injusticia en Cuba al cesto de la basura, lo hiciera; lo mismo haria con su pasado que tanto se quiere trastocar en el olvido. Me haria de un sueno mentiroso que se resista a recordar lo que fue vivir bajo su yugo. Me abstendria de respirarla, de verla al acecho entre victimas y victimarios enajenados; simplemente la ignoraria poniendome a salvo como otros tantos han hecho en la distancia del olvido o en la cercania del miedo. Pero no puedo llevar ese traje que tanto le sirve como uniforme a sus ejercitos. Me niego a ser su soldado raso o titular de omision. Su tirador de gracia. Su espejo retrovisor. Su guardia informal.
Foto del filosofo Alexis Jardines
en el blog Penultimos Dias
Olvidar lo que se pierde por lo que se gana es lo mismo que perder lo que se tiene por lo que no se gana y Cuba ha perdido mucho para ganarle un futuro mejor apostando al olvido y a la desmemoria. De eso ha sufrido desde que se asomo "Republicana" a principio de siglo pasado y salio totalitaria a finales del mismo, producto del faro de una intelectualidad que siempre la ha llevado al naufragio del olvido, a la manipulacion de su historia.
Me resisto pensar que se pueda ocultar la verdad en la mentira propia por mucho que la vistan los "intelectuales" de cierta, probable y posible. Muchos no estamos dispuestos a tal alquimia. Ellos si porque hablan la misma lengua y tienen la misma formula; ese idioma que se inventaron para fusionar la luz con las tinieblas en sus prensas, teatros, galerias, operetas y cuantas cosas le sirven de resonancia: ?Se habra vuelto loco este hombre anti-intelectual y anti-arte? Exclamarian asombrados. No bribones de la cultura. No todos vamos a esos lugares a jugar con los ausentes, ni a hablar por ellos. Hablo de los que, con un libro bajo el brazo izquierdo, levantan el puno derecho y peores aun, los que agachan sus cabezas. Esos que aun se creen capaces de surcir la historia con los mismos remiendos del pasado. Esos artistas del "borron" con cuenta viejas.

Foto de Henri Bergson
En el exilio abundan estos "artistas". Todos ellos tienen como genesis su militancia roboilucionaria a escondidas, ya sea de principio o final del siglo pasado. Y se equivocaron. Ahora reclaman un "centro" circular. Una franja donde media el arte y la cultura como la respuesta final a los extremos. Nueva piedra angular a sus viejas paredes. Antes pedian "rebolucion", y perdon a los "rebolucionarios" y ahora piden perdon a los "rebolucionarios" en nombre de la "democracia liberal" y a los que osan oponerse los tildan de "ultra-derechistas y anti-intelectuales" con el mismo oportunismo y la desfachatez de su pasado errado. Los que a base de "intercambios culturales" han llevado a Cuba al abismo de donde quieren salvarse intercambiandose ellos mismos.

Sus hilvanadores en Cuba han salido con un articulo del academico Alexis Jardines en Estado de SATS encabezado por una cita del filosofo frances, Henri Bergson que dice: "De diez errores políticos, nueve consisten en considerar verdadero lo que ha dejado de serlo.Y el décimo, acaso el más importante, en no considerar verdadero lo que en realidad lo es."

De esa premicia parte su farsa, como si cojido al brazo del filosofo hace de la ciencia humanidades. Como si en los "Diez  Ingredientes de la piedra filosofal de Bergson"- numero que robo del Dios que cambio por Darwin- 9 no hacen falta para obtener oro con el decimo ingrediente. ?Se ha visto vislubracion tal que hasta la razon pierden estos astros de la cultura? Cuando una verdad deja de ser verdad? Solamente los demagogos pueden afirmar tal cosa. Pero ellos, los filosofos del infinito, diran, -?pero no era cierto que muchos creyeron verdaderamente que la tierra era plana y el sol se movia alrededor de la tierra? No bribon, eso eran teorias, como las de vuestra filosofia, que nada tiene que ver con la verdad misma. Las teorias cambian. La verdad no necesita pensarse, reflexionarse ni meditarse con cuidado y atencion para considerarla falsa. La verdad, como encabeza este blog, se suma, se multiplica y se divide ella misma. La verdad es permanente y no es intercambiable. Tu lo sabes bien.

Pero es que los SATS no cuentan con ella y a nombre de la filosofia marchan camino "hacia una resistencia inteligente". Una resistencia dispuesta a disidir sin oposicion:  " .....punto de inflexión de la nueva concepción de la resistencia,.... que tuvo su origen en un feliz encuentro entre el arte y el pensamiento, contestatarios por demás." Mentira, por mucho que te aferres a Bergson y a Hegel con “aurora que ilumina como un rayo la imagen del nuevo mundo y a hojas secas de viejos filosofos”. Dices muchas verdades para ocultar la mentira que te hace creer que puedes convertirte en "Think Tank" de los demas, pensando "en cuáles consignas movilizan a las masas, o quizas una mezcla de todo." El cubano no necesita de "tanques pensantes" para olvidarse el mismo. El cubano no necesita "conciertos, eventos teóricos" para oxigenarse ni mezcla de mentiras con verdades. Al cubano solo hay que recordarle mirarse ante el espejo de su realidad y decirle que da lo mismo morir en una carcel, en una calle, o en el mar, a morir en el silencio miserable que le han asignado en sus aulas sus profesores y en las calles el miedo y la doble moral que tanto han apuntalado. Que el cambio de regimen es preferible al cambio de regimenes de lucha en cines, teatros, bailes, conciertos y conferencias teoricas que pronosticas.
Enfermo estoy de aquellos que buscan libertad en nombre del "arte y la cultura". La libertad se busca en la palabra misma, no al significado que quiera darsele. Lo peor de todo es halar, como una carreta de bueyes,  la "ilusiones  filosofica" del filosofo frances de "la mente y la materia o la vida y el mecanismo" que tan terriblemente han sido ejecutadas por sus seguidores. Pero es que en nombre de sus teorias citan frases de Stalin para vilipendiar al opositor, mientras que las de Fidel Castro la colectivizan. Sigue el miedo, la duda y el titubeo de los cabizbajos de siempre. Los que a base del arte y la cultura se aferran a seguir haciendo lo mismo esperando diferentes resultados. Genios del rompecabeza y el crucigrama. Retonos de un arbol caido.

Tuesday, September 13, 2011

Pablo Milanés sigue legitimando el totalitarismo comunista cubano.

Pablo Milanés sigue legitimando el totalitarismo comunista cubano.

12:50. Archivado en Miguel Cancio

El cantante comunista cubano Pablo Milanés de 68 años, en el diario de Miami The Miami Herald-El Nuevo Heraldo, sigue legitimando la tiranía comunista proterrorista cubana, presume de 53 años de militancia revolucionaria comunista cubana, hace un canto a la educación, cultura, hospitales comunistas cubanos y proclama su lealtad al concepto del sistema socialista cubano (palabras textuales).
El cantante comunista Milanés hace lo mismo que, hasta hace unos días, hacía el régimen socialista verde terrorista del tirano socialista Gaddafi, gran aliado del comunismo cubano como el régimen terrorista de Sadam Hussein, el régimen socialista terrorista sirio del Clan Al Assad, el fundamentalismo terrorista iraní de los ayatolas, los grupos terroristas ETA, FARC, Hamas, Hezbollá, los neocomunistas proterroristas, etc.
El cantante comunista Milanés hace lo mismo que hacían los comunistas rumanos, búlgaros, soviéticos, alemanes, etc. Ya se vio como era el Paraíso Socialista de Gaddafi tras 42 años de dictadura socialista verde o los Paraísos Comunistas Rumano, Búlgaro, Soviético e, incluso, el alemán con la virguería de los Trabant, etc., tras las dictaduras comunistas totalitarias de Rumanía, Bulgaria, la URRS, la RDA-Alemania comunista del Este, etc.
El comunista Milanés hizo dichas declaraciones en el diario The Miami Herald-El Nuevo Heraldo y en el marco del concierto que dio en Miami (agosto 2011) y de la gira que esta dando por Estados Unidos y que va mal en entradas.
Conviene recordar que el cantante comunista cubano Pablo Milanés y los también cantantes comunistas cubanos Silvio Rodríguez, Noel Nicola y otros, en la Casa de Américas, en el Grupo de Experimentación Sonora (GES) del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficas (ICAIC), etc. y a finales de los años 60, iniciaron en la Cuba comunista la Nova Trova Cubana para, frente a la degeneración burguesa y capitalista del son cubano, de la música cubana de las muy festivas, internacionales y animadas fiestas y noches habaneras y cubanas (lo que ahora es una fuente de promoción, turismo y divisas para Cuba comunista y que el comunismo cubano persiguió con dureza al igual que a las grandes figuras del son, de la música cubana y que tuvieron que verse reconocidas exteriormente, pues, en Cuba comunista fueron perseguidas, ignoradas, marginadas, maltratadas y, algunas de las mas importantes, huyeron de Cuba comunista, alcanzaron gran prestigio internacional, condenaron duramente a la tiranía comunista totalitaria cubana y, por culpa del comunismo cubano, nunca volvieron a su queridísima y llorada Cuba, a la que siempre cantaron y que siempre llevaron en su corazón. Véase la novela magistral Tres Tristes Tigres del gran escritor cubano Guillermo Cabrera Infante ­ uno de los que nunca volvió y que fue muy denigrado por el comunismo cubano y sus agentes, aliados y socios exteriores en España y otros países. Lo que no puede ni debe pasar inadvertido y debe de ser conocido en profundidad y con el mayor rigor y honradez - y otras del mismo autor sobre la gran riqueza del son cubano, de la música cubana) promover y legitimar la llamada Revolución Comunista Cubana, es decir, la tiranía comunista, marxista-leninista totalitaria cubana de los tiranos comunistas sanguinarios los cubanos Fidel y Raúl Castro y el argentino Ernesto Che Guevara.
Mientras que el comunista Milanés daba su concierto en Miami, antes y después, la tiranía comunista cubana, como viene haciendo en 52 años de dictadura comunista totalitaria, maltrataba y detenía a las Damas de Blanco que pedían la libertad de sus familiares-presos políticos y la libertad de todos los presos políticos.
Al mismo tiempo, presos políticos eran maltratados en las mazmorras comunistas cubanas. Otros disidentes cubanos que, como en las revoluciones democráticas de los países árabes, pedían pacíficamente dignidad y democracia para Cuba, de forma impune eran maltratados y atacados como los presos políticos cubanos, las Damas de Blanco, otros oponentes cubanos, sus familiares y amigos que, a lo largo de Cuba y a pesar del implacable terror, represión, control y corrupción del comunismo cubano, vienen luchando por la dignidad, libertad y democracia para Cuba y todos los cubanos.
Los cubanos no pueden viajar por Cuba, entrar y salir libremente. Si pudiesen Cuba se vaciaría. Los cubanos que han abandonado el Paraíso Comunista Cubano, del orden de 2 millones de una población de 11,2 millones de cubanos (Cuba, antes de 1959, de la llegada de los comunistas al poder por las armas, junto a Estados Unidos y Argentina era la nación del mundo que atraía mas emigrantes y 700.000 fueron españoles), no pueden entrar y salir libremente en la Cuba comunista y se ven humillados, chantajeados y esquilmados por el comunismo cubano, pues, si no se someten se ven amenazados con sufrir represalias al igual que sus familiares que residen en Cuba comunista.


Cuba comunista, mediante el sádico terror comunista, impide a miles de familias cubanas reunirse libremente, sin que tengan que sufrir represalias, robos a mano armada a cargo de la burocracia comunista. Por ello, bastantes niños, sus padres y familiares han enfermado y algunos se han suicidado. El Paraíso Comunista Cubano de militantes revolucionarios comunistas castristas-guevaristas como Pablo Milanés y otros como él y peores que él, esta a la cabeza de suicidios en América latina con bastante diferencia del resto de naciones, y figura entre los países del mundo que tienen el mayor porcentaje de suicidios con relación a su población. Los jóvenes de 20 a 40 años ocupan un porcentaje importante en el total de suicidios cubanos. Pero, bueno, el comunista Milanés, como hacían los comunistas rusos, alemanes, rumanos, búlgaros, albaneses, camboyanos, etc., los socialistas libios, sirios, etc., sigue hablando en plan manipulador, contaminador (la peor contaminación es la del alimento espiritual, inmaterial, y que da lugar a las peores contaminaciones, manipulaciones, corrupciones, envilecimientos, demagogias, populismos, oportunismos, extremismos, fundamentalismos, maltratos, torturas, violencias y terrorismos) de lo bien que están la educación, sanidad cultura, etc. comunistas cubanas.


Cuba comunista, en setiembre 2011, con 9-10 dólares (6,9-7,7 euros) de salario mínimo mensual, tiene uno de los salarios mínimo y medio (el salario cubano medio mensual esta entre 20-30 dólares) mas bajo del mundo y es el 2º salario mínimo mas bajo, y con diferencia, de América Latina y el Caribe, donde solo supera a Haití (salario mínimo mensual 5 dólares) y que es uno de los países mas pobres y corruptos del mundo.
Cuba, antes de 1959, de la llegada de los comunistas al poder por las armas, tenía un sistema socioeconómico, educativo, cultural, mediático, sanitario-asistencial (en cada municipio, etc.), comercial, laboral, de infraestructuras y servicios, etc. entre los mejores de América latina, muy superior al del España e Italia, y que competía internacionalmente con los países mas desarrollados.
En cualquier caso y con relación a Cuba comunista y otras naciones, estados-autonomías-regiones, etc., ninguna economía, educación, salud, asistencia, cultura, etc. es buena si les falta su principal componente: la libertad. Aristóteles: O soy un hombre libre o no soy nada.
Sin libertad, como sucede en la Cuba comunista y otros países, estados-autonomías-regiones; sin libertad no hay critica, justicia, economía, vida con dignidad y lo que hay es esclavitud, represión, dictadura, tiranía, comunismo, neocomunismo, totalitarismo, demagogia, populismo extremista, envidia, odio, venganza, desconfianza, delación de todos contra todos (Stalin: No confío en nadie y ni siquiera en mi), mentira, engaño, apariencias, corrupción, sumisión, miseria, control orwelliano, censura, miedo, impunidad, abuso, chantaje, maltrato, tortura, violencia, terror, linchamiento y muerte, la paz de los cementerios.
El comunista Milanés en The Miami Herald-El Nuevo Heraldo deja claro que mantiene: su conocida lealtad al concepto del sistema socialista en Cuba. Empero, en plan oportunista, al ver que el comunismo cubano no da ni para limpiarse el culo y para sacar tajada con el socialismo cubano y contra el mismo, le hace algunas criticas así gana con todos. Es decir, sus 53 años de militancia comunista cubana han sido un gran fracaso. Cuba comunista es una siniestra, represora, prostituidora y corrupta cárcel de 52 años de tiranía comunista que ha destruido la Perla del Caribe, varias generaciones y que le hace sufrir, maltrata a millones de cubanos (Nota: este artículo forma parte de un trabajo bastante mas amplio titulado: Manipulación, contaminación, corrupción de la cultura por el comunismo: el caso de los cantantes comunistas Pablo Milanés, Silvio Rodríguez y otros, que se podrá consultar, entre otros medios, en la página web y el blog del que suscribe:

-Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la Empresa y Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela-Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)


Sunday, September 11, 2011

Se preparan los comunistas en Estados Unidos (Ingles)

Blood on the Streets? US Communists Prepare for Conflict, “Hellraising”

Submitted by Trevor on September 9, 2011 – 8:31 pm EST12

Violence and intimidation are coming to the streets of America – if the Communist Party USA gets its way.
Emboldened by their “friend” Barack Obama’s Labor Day speech in Detroit, the communists and their labor and “social movement” allies are preparing to confront the “Tea Party” and the GOP in the streets of America in an attempt to intimidate their way back into power in 2012.
The plan is simple. Obama and the Democrats will create large Federally funded jobs programs, which will be controlled by the unions and the left. This will create large armies of desperate and easily manipulated people who will owe their living to the “great helmsman.”
The left will then use these people to intimidate anyone who stands in their way. Though Obama will have funded these armies, he will exploit their aggressive demands for more handouts as merely an expression of the “popular will.” He will then give the “people” (i.e. the left) what they want – more socialism.
This was the strategy the communists employed in the 1930s under Roosevelt to move the US way to the left. The communists set up large armies of unemployed to march on Washington. FDR responded by setting up huge Federal public work schemes, which the communists then took over and used to build still more pressure for socialism.
The left used the same strategy in the ’60s under president Johnson’s “great society,” the second ever greatest increase in Federal power.
Now the communists plan a third and (they hope) final mass expansion of Federal power under second term Obama.
Communist Party second in command, Jarvis Tyner, makes this strategy very clear in an article he has just penned for the latest Peoples World:
Those who have not had a chance to listen to President Obama’s Labor Day speech in Detroit yesterday should make it a priority to do so. It is a preview of Thursday night’s speech before a joint session of Congress on the jobs crisis.
In both tone and content this was a fighting speech.
President Obama is expected to outline a program for job creation through rebuilding the country’s crumbling infrastructure.
If this type of concrete initiative aimed at creating jobs for those who are really suffering is realized, it has the potential to create the basis for united grassroots movements to develop.
A new upsurge of struggle involving millions of working-and middle-class folks potentially could develop that could not only make their lives better but take the political initiative away from the right.
It’s still the economy, and the president knows it.
A multiracial coalition of organized labor and civil rights groups along with millions of working families who are not in unions can be mobilized and activated in the streets, legislative halls and at the voting booth into a powerful force capable of countering the racism of the Republican, tea party Libertarian axis.
In Detroit, the president made points that he has not emphasized since the campaign. He said pointedly, “Our economy’s stronger when workers are getting paid good wages and good benefits.”
He continued. “Our economy is stronger when we’ve got broad based growth and broad based prosperity.”
Speaking to the need for a jobs program, Obama referred to the two parties working together last year. But, he added, if they (Republicans) don’t want to work together, “we’re not going to wait for them.”
In anticipation of the coming struggle, he challenged the Republicans to “prove the they will fight for tax breaks for the middle class as hard as you fight for tax breaks for the wealthy.”
He spoke in support of the unionized workers in Wisconsin and Ohio. He said, “as long as I’m in the White House, I’m going to stand up for collective bargaining.”
He spoke out against “right to work” laws, which are being pushed by the right wing in a number of states.
Trying to find compromise with the extreme right is like trying to reason with the politically irrational. So far those efforts by the president have resulted in concessions.
This struggle is not an academic exercise. It’s a power struggle around some basic class and democratic questions.
The stakes are high. Issues like taxing the rich, single-payer health care, saving public education, Social Security, Medicare and civil rights and saving the environment are life or death issues, especially for millions of working people.
This is a struggle that cannot be won without involving masses in struggle. The president alone cannot win the fight.
The Republicans will raise hell in the Congress and on the campaign trail about the possibility of spending tax money to meet the infrastructure and jobs crisis.
This time the progressive forces will not be caught napping: besides, the left invented hell raising.
The president cannot win this battle alone, just like FDR and other more liberal presidents couldn’t. That was one of the themes of Obama’s Detroit speech. He called on organized labor and the people to help win this battle.
Everyone needs to hear the speech he made on Monday and gather families and friends to hear his speech Thursday night.
As Sam Webb and others have written recently, I think a progressive political storm is building in the country against the right.
Obama’s speech in Detroit reflected that. Let’s hope Thursday takes this fighting spirit even further.
The communists rightly see the next fourteen months as the most decisive in US history.
If the “Tea Party” and the Republicans do well, the US will have a fighting chance at survival.
If Obama and the communists/Dems win, the socialist steamroller will be virtually impossible to stop.
the communists are going to do everything possible to keep their man in the White House. If that takes a little blood on the streets – so be it.

Friday, September 9, 2011

Entra Pablo y sale Silvio.

Por Juan Cuellar

Llegaba Pablo Milanes a Miami en nombre del "amor y la reconciliacion" y otras metaforas. Llego listo como un torero a la plaza,  proclamandose "Roboilusionario y enemigo mordaz de los rompe-discos del exilio". Su promotor, Hugo Cancio, desfilo como buen soldado del-castro-oportunismo los medios locales con el mismo panfleto. Sus fanaticos dentro de los medios locales le facilitaron el camino que desde hace tiempo vienen construyendo  y su entrada triunfal a Miami se hizo eminente.
Las burlas no se hicieron esperar del sequito cultural -dentro y fuera de Miami- hacia los que se oponian a tal esperpento con los mismos papeluchos que Pablo carga en su maleta de viaje: Titulos roboilusionario, certificados de poder popular junto al de Yolanda acunado en Espana; todo lo necesario "para vivir."
En Miami un grupo de exiliados le dicen no y otro grupo dice si....bueno. Los "intelectuales" dicen "Si" en su mayoria y otros no dicen nada, ni los "duros" de Francia ni la conchinchina. Los medios escogen, oportunamente, los rivales para el show teatral. Recogen videos de exiliados para el choteo y ni siquieran respetan la autoria y hasta se burlan de "sombreros y vigilias" y de la Torre de la libertad tambien. Y la gente vio como quieren hacerlos creer que todos somos tan culpables y responsables como ellos.
Crearon su campana "generacional" y la creyeron madura. Y se equivocaron. Y es que no pueden ver mas alla de su burbuja intelectual los errores de sus negligencia historica.
?No saben que mas sabio es el "ignorante" con la verdad en la mano que el "sabio" con la mentira en la boca?  Pero no pueden ser de otra forma.

Manuel Prieres, "el loco del sombrero" como lo describiera Oscar Haza en sus programas, se fue a la Torre de la Libertad, dia tras dia,camara en mano, a reafirmar la verdad que nos separa de una mentira llamada Pablo Milanes, quien frente a la misma Torre, se burlaba sonriente en la enorme pantalla del American Airline Arena  de los ciento de miles de cubanos que ahi se refugiaron del crimen que ellos quieren que olvidemos de su "infancia rebolucionaria". Todos tienen la misma procedencia, los mismos remodimientos. Los videos de Prieres se los cogian y hasta le borraban su logo para utilizarlos impudicamente. ?Pero que paso? ?Que dio lugar a este fenomeno que se les fue de las manos? Como siempre, los equivocados, se equivocaron nuevamente. No se han percatado que ni siquiera, los que buscan permisos de viaje a Cuba, y que tanto ellos utilizan para dividir, se prestaron a tal infamia. No se dieron cuenta que esa Torre, sencilla, hermosa e imponente, tiene miles de rostros que recuerdan bien su historia que todos conocemos. Que en ella se acumulan llantos de felicidad y de tristezas por lo que se habia perdido, sufrido, encarcelado..ganado. Por los que como yo, nos lanzamos al mar vigilado por los fusiles de Pablo y de Silvio, al suelo minado y al tiburon hambriento para no ser parte de la mentira que cantaban estos trovadores. Pero ellos no esperaban la jugada de Pablo (el guapo) con Edmundo (el inmundo) y la contrapartida de Silvio (el cobarde lloron) Y vuelvo a preguntarles: ?Que dio lugar a tal polemica?

Se los digo en sinecdoque: La Torre que trajo los ecos del pasado. Los padres, las madres y los hijos de esa Cuba a la que no se renuncia, a la que no dejamos de olvidar. Centenares de exiliados, del brazo de la Torre, gritaban !No! Bocinas de autos y los gritos de sus pasajeros decian lo mismo. Atonitos quedaron los que creyeron que solamente iba a estar Prieres, "el del sombrero" y Saavedra, "el de la vigilia, la aplanadora, el rompe disco". Mudo se ha quedado Montaner, el que alaba al enemigo y tritura al amigo. El que siempre se equivoca y Silvio se lo recuerda a nombre de Pablo y de el.

Pablito renego de las tacticas de Raul en nombre de Fidel atacando a Edmundo. Silvio, Fidelista y Raulista, sale a denunciarlo con culpas del pasado en declaraciones firmadas por ambos contra Montaner. Silvio le dice: Oye, no te me hagas mas rebolucionario que yo, que ese concepto lo invente cuando estaba en la candela contrarrevolucionaria que logre apagar con el "pueblo de Fidel". Pablito no le perdona que le cuestione el uniforme rebolucionario aprobado por ese mismo pueblo que habla Silvio y apela al moribundo en jefe en su defensa. Cubadebate, la Jiribilla y cuanto zascandil oficial, salieron a defender la version de Silvio que prefiere seguir "arando con los bueyes del pasado", mientras Pablito prefiere morir y ver morir frente a su casa, en su barrio, con el amor de "su pueblo" certificado en Espana, el desfile de sus enemigos. Silvio lo demanda con conciertos carceleros, suspensiones de sus conciertos y turbas juglares.

Oscar Haza continua, con su sequito "cultural" dentro del canal 41, a mofarse. Pero mi amigo, Carlos D'mant, que estaba junto a nosotros en espiritu, me habia alertado en una mesa del Versalles, durante sus dias de vida, lo hijo de puta que es aquel que se abre camino jodiendo a los demas con bolas bajas y lo pendejo que son cuando ven un bate.
Los mismos cangrejos del oportunismo. Los mismos titeres de la cultura.
Ahora se han definido todos. Los historicamente arrepentidos y los polticamente incorrectos de siempre. Juegan con Dios y con el diablo. Y lo peor de todo es que se creen dioses del conocimiento.

Articulo necesario

Artículo Necesario
septiembre 2, 2011

Por Jorge Luis Perez Antunez

Los Castro comunistas pretenden silenciarme, ya no solo con arrestos y persecuciones sino con otras tácticas que además de harteras son ridículas y llamarían a la risa de no estar cargadas de tanta maldad. Los laboratorios de la policía política en sucio contubernio con la compañía telefónica se han dado a la inescrupulosa tarea de impedir que declaraciones como estas sean posibles, para ello distorsionan la voz de quien habla desde mi teléfono, haciendo el sonido casi ininteligible.

¿A qué temen los criminales totalitarios con ese ridículo proceder? Así proclaman batallas de ideas cuando le temen a las palabras de un pacifico opositor cubano que habla y actúa como piensa y que ha decidido permanecer en Cuba a pesar de las abiertas y veladas amenazas de ser regresado a la cárcel. Llama poderosamente la atención que mientras el señorito Pablo Milanés daba su concierto en el propio corazón de Miami y emitía ciertas declaraciones de las que ingenuos y confundidos se hicieron cierto eco; aquí en Cuba arrecia la represión y decir menos de lo que dijo Pablo Milanés, cuesta palizas, arrestos e incluso años de cárcel.

Pero no sólo manipulación es en esos casos, sino hay otra manera más solapada y astuta, y es contra el Frente Nacional de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil Orlando Zapata Tamayo; esa coalición de coaliciones que sin ánimos egocéntricos se ha convertido en la más importante trinchera y combativa de lucha y resistencia dentro de Cuba. A la tiranía y sus agoreros de dentro y fuera de Cuba les duele, molesta y pica que el Frente haya organizado y protagonizado acciones importantes y trascendentales que tiempos atrás eran impensables. Les duele que el Frente haya sonado ahí en las escalinatas universitarias, que haya logrado contagiar e incentivar la lucha en las calles, en regiones tan clave como Santiago de Cuba. Que el Movimiento Femenino por los Derechos Civiles Rosa Parks y no otro, haya protagonizado en días pasados una protesta en el Capitolio Nacional que estuvo a punto de desencadenar una explosión social con riesgos de dar al traste con la dictadura. Que esta agrupación femenina fundadora y parte del Frente a diferencia de otras, centra su lucha en las calles: no en restaurantes o en recogiditas de firmitas, a las que luego los funcionarios castristas le dan uso sanitario.

No debemos llamarnos a engaño, muchos escrititos sobre acciones importantes llegan a páginas de Internet, muy bien logradas con el propósito de minimizar el impacto del Frente atribuyéndole a otras agrupaciones, iniciativas propias de Frente. Y eso conviene a la dictadura, que se continúa alimentando de la gloria y notoriedad de los mismos barrigones y personajillos de siempre, a quienes no les conviene que el mundo conozca que ya dentro de Cuba existe una nueva hornada de liderazgo opositor que se ha puesto a la vanguardia de la lucha. Y aunque, por supuesto, no todos los hermanos de la resistencia integran nuestro Frente pero sí están inspirados por esa modalidad de lucha que alienta el lema: “Todos somos resistencia” y “Las calles son del pueblo”.

Que se sepa, que ni los Pablitos Milanés, ni los que pretenden dirigir la resistencia desde el exterior apelando a la compra de voluntades y atacando a los que aquí luchan, sepan que a esos que se dan a la sucia tarea de minimizar el Frente Resistencia Cívica adulterando información, manipulando a los entrevistados, les saldrá el tiro por la culata. Porque Frente Nacional de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil Orlando Zapata Tamayo va a continuar en las calles a pesar de envidiosos de adentro y de frustrados de afuera, a esos alcahuetes y adulones de famosos; esos que no acaban de comprender que el valor de un luchador no se mide ni con los años que ha estado en prisión, títulos universitarios, ni por premios o reconocimientos internacionales y mucho menos por influencia, el valor de un luchador se mide por la dignidad conque se afronten las circunstancias con le toque vivir y en eso los del Frente han dado y dan en las calles sobradas muestras. Si lo dudan pregúntele a Sara Marta Fonseca Quevedo y a las mujeres que con ella fueron al Capitolio. A los de la Alianza Democrática Oriental, a Idania Yánes y su tropa villareña que tanto batalla.

Y aunque a algunos les duela escucharlo: ¡Ni me callo, ni me voy de Cuba! ¡Porque las calles son del pueblo y todos somos resistencia!

Tuesday, September 6, 2011

Carta abierta a Pablo Milanes

Por Juan Cuellar

  Pablo, en tu respuestas a Edmundo Garcia dices cosas que quiero resaltar. Cosas que han pasado por alto tus "amigos culturales". Cosas que dicen mas, salidas de tu interior que cualquier otra dicha por tu garganttilla musical. Hablas de tu intuicion natural para ciertas cosas y es verdad, la tienes a flor de piel desde que te bautizaste "rebolucionario" por mas de 53 anos -y no hace falta la tilde- para sobrevivir al miedo de tu cautiverio. Te hiciste guerrillero de palabras y admirador de fusiles. Amigo de la conveniencia mientras fuera conveniente serlo. Hoy, Edmundo te es oportuno, te sirve de excusa para justificar tu ambiguedad, tu cobardia de llamar las cosas como son y no como convengan al momento. Tu has sido parte del sistema aunque trates de enganarte; lo dices en tu respuesta a Edmundo, lo dice tu pasado vil.

Te equivocas cuando comparas a Edmundo Garcia con los "rompe discos" o las turbas de la Habana con Miami. Esa comparacion solo es posible entre tu y el. Ambos son iguales de oportunistas y similares en la cobardia, aunque quieras dartela de guapo ultimamente atacando las cadenas del mono mayor, tu amigo. Tu lenguaje vulgar hacia tus enemigos dice poco de alguien que busca la "reconciliacion": imaginate que yo le dijera hijo de puta a Fidel y luego te compare a ti con el, ?no te digo hijo de puta a ti? Pero ese lenguaje es tipico de tu barricada, de tu entorno oportunista.

Tu si eres un "gran" hijo de puta Pablito cuando comparas a Saavedra, por antonomasia, con Edmundo y con los miserables de Cuba. ?Que ha hecho Saavedra comparable a lo que el tirano de Cuba -tu amigo declarado- ha hecho en nuestro pais, para que lo desprecies tanto, al punto que no puedas reconciliarte con el y para publicamente vilipendiarlo,  mientras exaltas la figura del despreciable mayor; ?o ya se te ha olvidado lo que le has declarado a la prensa "imperialista" para tu conveniencia acerca de Fidel y eso de no dejar bien atada su sucesion en el poder? ?Te acuerda? ?Sera ese miedo a que Cuba vuelva a ser lo que un dia fue antes del engendro que hoy la desgobierna y que tu tanto temes? Saavedra rompe discos, tu amigo Fidel rompe huesos. La "ultraderecha" pide justicia y libertad, tu pides rencociliacion con el despota que tanto has servido: Si crees tanto en la reconciliacion, ?por que no te reconcilias con tu Yolanda? Ah, hay cosas que amandose son irreconciliables y eso lo sabes bien. Imaginate que llegas a tu casa y te encuentras a tu esposa con otro hombre en tu cama y ella te exija "reconciliacion" pero que la deje terminar el vacilon. Eso es lo que tu pides, bribon oportunista con tu guaperia de "libertada indiviual" barata. Fijate como tu no atacas el poder, ni siquiera lo mencionas en tus criticas, pero tu sabes que hacerlo es romper con lo que tanto beneficios te representa, eso lo has aprovechado muy bien en tu pusilanime existencia o tu impenitente (palabrita de tu nueva trova) actitud desde que saliste de las UMAPS.
Viniste a Miami pensando que ya estaba lista a ser tomada por tu guitarra castrista y sus orquestas roboilusionarias. Te equivocaste. Ahi estaban centenares de cubanos que aman a Cuba por encima de todo. Cubanos que quieren para Cuba la libertad individual de romper los discos de quienes alaban el poder que la esclaviza. Hombre, mujeres, ninos y ancianos pidiendo libertad para Cuba, esa libertad que tu has ignorado prendido de la teta del opresor. Esa teta que te tiene rebozado de bienes de los cuales no puedes desprenderte; ?o no te negaste a dar el concierto de gratis como ha declarado tu promotor Hugo Cancio? Despues de todo, solo puedes recibir alojamiento, comida y $250 dolares mensuales de acuerdo a la ley y hasta eso eres incapaz de renunciar, al menos que el "cash" te llegue en maletines castristas. Dices que te gusta sumar, y eso es verdad, si se trata de dinero y privilegios. Dices que no eres "companero de viaje" de los "intelectuales de Miami" pero ellos si lo son de ti, porque tiemblan ante una metafora tuya y van y vienen como Dulcineas quijotescas detras de tu prosa-ica actitud, y te pregunto Pablo: ?Que uso tiene escribir "Para Vivir" cuando se vive entre muertos de hambre, de miedo, de esperanza? Pero eso a ti no te importa, ni siquiera la verdad te es necesaria para escribir una cancion. Este parrafo extenso dice mucho de tu oportunismo roboilusionario:

"Edmundo, mis 53 años de militancia revolucionaria me otorgan el derecho, que muy pocos ejercen en Cuba, de manifestarme con la libertad que requieran mis principios y esa libertad implica que no tengo ningún compromiso a muerte con los dirigentes cubanos, a los que he admirado y respetado, pero no son Dioses, ni yo soy fanático, y cuando siento que puedo hacer un reproche y decir no, lo digo, sin miedo y sin reservas. Cuando veo que unas señoras vestidas de blanco protestan en la calle y son maltratadas por hombres y mujeres, no puedo por menos que avergonzarme e indignarme y, de algún modo, aunque no estemos de acuerdo absolutamente, solidarizarme con ellas en su dolor; porque lo más vil y lo más cobarde puede ser que una horda de supuestos revolucionarios ataque despiadadamente a estas mujeres. No hay ningún código que defienda eso en el mundo, es más, la violencia de género se queda corta al ver esas salvajes manifestaciones. Estos dos conceptos que te he expresado, pero tú no has entendido -no hay duda de que estás en tu época de infantilismo revolucionario-, no implica que esté en desacuerdo con Fidel y tampoco implica que esté de acuerdo con las Damas de blanco."

No hace falta comentaro alguno. Lo dices bien claro: estas de acuerdo con Fidel y en desacuerdo con las Damas de Blanco. Pobre actitud reconciliadora de un icono que espera alegremente el desfile de cadaveres. Un megalomano con "demasiados méritos que me ha otorgado el pueblo para que un desalmado como tú los manche con sus sucias palabras." ?Cuales meritos, Pablito? El de ser un complice de la mayor tirania que ha sufrido el pueblo cubano? Te equivocas Pablo. Entre tu y Edmundo no hay diferencia alguna. Ambos son cascaras del mismo arbol podrido; postillas de la misma llaga....dos tarros del mismo diablo.